Entendiendo las Alianzas Estratégicas, Parte I

Por MSc  Diamaris Silva

La tendencia en las alianzas no constituye un fenómeno de actualidad sino que tiene sus orígenes en el pasado. Los primeros joint ventures fueron organizados en Egipto y Fenicia cuando los mercaderes cooperaban en sus actividades comerciales, en el área marítima, durante los siglos XVIII y XIX, EEUU ingresó al mercado internacional al enviar expediciones comerciales a destinos lejanos como China, sin embargo, fue después de la II Guerra Mundial cuando su uso se acrecienta.

Las alianzas estratégicas, que no son más que acuerdos de cooperación interempresariales, tomaron mayor auge a partir de la década de los 80´s constituyendo un vértice importante en la conformación de los mercados globales y como respuesta a la demanda global existente. La creciente competencia global, la disminución o eliminación de las barreras comerciales internacionales, la acelerada innovación tecnológica, la necesidad distribución de bienes y servicios al menor tiempo, son algunos de los factores que han repercutido en la transformación de las relaciones empresariales a favor de la flexibilidad organizativa, a la rápida adaptación a los cambios tecnológicos y a la manera de afrontar la incertidumbre constante de los mercados nacionales e internacionales.

En este contexto, las alianzas surgen como una estrategia para alcanzar los objetivos de las empresas, son de duración prolongada normalmente y sustituyen la competencia entre las empresas que ofrecen productos complementarios o tienen el mismo público objetivo, estimulando  la sinergia entre ellas, no son ni externas ni internas a la corporación sino que forman parte esencial de la misma, de manera ampliada, por lo que no podrán ser administradas y controladas de forma tradicional debiendo ser tratadas como un sistema orgánico viviente, formada por seres humanos pensantes que funcionan conjuntamente para llevar a cabo una misión importante.

La corporación ampliada debe tener su propia cultura, personalidad y estilo particular, combinando de manera continua la estrategia corporativa, la parte humana y la administración de operaciones dentro de un entorno ganar/ganar para alcanzar el éxito. Según Porter R. (1995), "el administrar el doble triunfo dentro de un mar de estrategias cambiantes, constituye la esencia de la administración de alianzas".

https://www.linkedin.com/pulse/engagement-clothing-designs-tips-nazmin-begum/

El Pensamiento Complejo en las organizaciones del futuro

Por MSc Diamaris Silva

La complejidad constituye un nuevo paradigma de las ciencias cuyo enfoque es producto de un nuevo paradigma nacido en la postmodernidad. Este enfoque, ha permitido a las ciencias sociales entender que todo proceso cambia y se adecúa a nuevos patrones, conjugando el caos y la auto-organización que los procesos sociales contienen, a través de la acción continua entre la estabilidad, la desestabilidad y el regreso a la estabilidad, siendo ciclos que se repiten.
Es por ello, que para estudiar una realidad se debe ir, no solo desde lo más simple a lo más complejo, sino desde el espacio más amplio se pueden ver las partes y a veces el todo precede las partes, pareciera que una realidad no puede ser entendida solamente desde un sentido sino desde la forma más compleja, correlacionando saberes y tomando en consideración la retroalimentación que de ella deriva.
A partir de esta afirmación se aprecia, según Rozo Gauta (2005), que la organización es el lugar en el cual está la clave para entender lo sistémico en la complejidad del pensamiento, esto se traduce en un marco cambiante de relaciones entre directivos y trabajadores del conocimiento; entre clientes y proveedores; entre la sociedad la cual sirve y entre el pasado y el futuro. Para Morín, las organizaciones son más que la suma de sus partes y se basan en la auto-eco-organización y la autorreferencialidad, por lo que, las organizaciones deben ser capaces de adaptarse a los constantes cambios que el contexto actual, complejo y turbulento, demanda.
En este contexto, el futuro demanda diseños de organizaciones pensantes, con capacidad de aprendizaje, donde se rescate el humanismo y se realce el trabajo en equipo estructurado. Así mismo, se requiere de instituciones capaces de organizar y reorganizarse a sí mismos para tratar con las contingencias que han de resolver, que presenten Sistemas Adaptativos Complejos, con características coevolucionarias que dependan del aprendizaje del sistema. (León R. y otros, 2003)


Actualmente la gerencia está caracterizada por el azar, la incertidumbre, el riesgo, las eventualidades y los constantes cambios. La toma de decisiones de los gerentes o responsables de las organizaciones no debe estar basada solamente en aspectos técnicos y científicos, ni tampoco en la razón, sino basada en una visión más socio–técnica, en la cual la creatividad y los conocimientos técnicos y empíricos que brota del personal de la organización, bien canalizada y orientada, pueda brindar soluciones oportunas a las situaciones que se presentan en el entorno.


https://www.goodrebels.com/es/lego-cuusoo-construyendo-la-innovacion-con-el-cliente/

La globalización y el transporte marítimo

Por MSc. Diamaris Silva

La globalización es un proceso que corresponde a la integración económica entre mercados y naciones, presentando su punto de partida en las transformaciones estructurales de las economías industrializadas como resultado de innovaciones tecnológicas, organizacionales  e institucionales. 

Este fenómeno ha permitido el intercambio internacional de mercancías, materias primas, servicios y capital entre naciones y ha impulsado la creación de acuerdos de integración,  cuya finalidad es la de reducir las barreras comerciales entre los países miembros. En este intercambio comercial, el transporte marítimo se ha convertido en uno de los más importantes pilares de la globalización por ser el responsable de mover el 80% del comercio internacional.

Ahora bien, este movimiento transfronterizo por vía marítima evoluciona sobre un espacio global marítimo en el cual las embarcaciones circulan libremente desde cualquier parte del mundo, siguiendo diferentes direcciones, denominadas rutas marítimas. El diseño de las rutas marítimas radica en crecientes necesidades de la humanidad, tanto comerciales, como turísticas e industriales y para ser consideradas como tales, requieren tener permanencia y constante tránsito marítimo significando un medio de servicio a la economía. 

Las actuales rutas marítimas han marcado un proceso de crecimiento en el comercio de bienes que ha afectado la flota marítima mundial en cuanto al tipo de carga (líquida, gaseosa, a granel, general), tipo de servicio, capacidad transportada y por ende, el diseño de los buques que debe adaptarse a las exigencias de la demanda, lo que demuestra que el transporte marítimo es flexible y descansa en el libre juego de la oferta y la demanda. 

La demanda del transporte depende, no sólo de la satisfacción del cliente al prestarle un servicio de calidad, sino que está relacionada con los tiempos de respuesta y sobre todo con los costos de transporte. Estos costos son parte del intercambio comercial de servicios y como tal, están sujetos a las posibles restricciones que imponga el comercio internacional de bienes. Actualmente, el comercio internacional plantea, primero, el libre flujo de bienes, sin restricciones proteccionistas, ya que este tipo de políticas pueden contraer o expandir el comercio mundial y afectar directamente al transporte marítimo y sus actividades conexas. Segundo, mayor calidad al menor tiempo y costos, por lo que la industria del transporte marítimo mundial sigue su tendencia hacia la integración, fusión y/o alianzas de líneas navieras; concentración de servicios conexos e innovación tecnológica, todo ello con el fin de lograr  economías de escala que conlleven a costos de transporte unitario más bajos, servicios suficientes, oportunos y seguros; con calidad y precios competitivos.



Por: EMA BLOGS


 http://blogs.enterprisemanagement.com/torstenvolk/2017/10/09/ema-enterprise-decision-guide-container-management-production-scale/